R. Boronat de Castellón nos hace la siguiente consulta:

"Para una ventana de PVC, la cristalería me recomienda el pulido de los cantos del cristal para prevenir las roturas térmicas cuando el Cool-Lite o el Laminar forma parte del Climalit. ¿Qué porcentaje existe de que no se produzan roturas en una zona como Castellón de la Plana donde los inviernos no son crudos y los veranos no extremadamente sofocantes?

Gracias por la respuesta profesional que no dudo recibir."


La respuesta del profesor PVC

El vidrio al estar sometido a la radiación solar absorbe calor con lo que se eleva su temperatura y tiende a dilatar.

Si la temperatura que recibe no es igual en toda su superficie, habrá una zona que tienda a dilatar más que otra y se producirá lo que se denomina estrés térmico.  En esta seguridad térmica influyen varios factores y entre ellos está el que comentas que es el relacionado con el estado de los bordes del vidrio.  Normalmente en el caso de producirse una rotura se produce por una tensión de tracción en el borde del vidrio y paralela a éste.  El porcentaje de que esta rotura ocurra depende de las imperfecciones y tamaño de las mismas en los bordes del vidrio.  Es importante que el corte sea limpio en los bordes del vidrio. Efectivamente como comentas, el porcentaje de riesgo de rotura disminuye si se pule antes de la colocación.